Actualizado el 05/06/2024
Isaac de Vega

Isaac de Vega


Período: XX - XXI
Nacimiento: 1920 - Granadilla de Abona, Tenerife
Fallecimiento: 2014 - Santa Cruz de Tenerife

Nació en Granadilla de Abona, Tenerife, el 7 de noviembre del año 1920. Hijo de padres maestros, marchan pronto a un nuevo destino escolar. La infancia y sus primeros estudios se desenvuelven inicialmente en Igueste de Anaga, prosigue luego en Santa Cruz y culmina en La Laguna. Ingresa en la Escuela de Magisterio y realiza dos cursos de Ciencias en la Universidad. Llamado a filas en plena Guerra Civil, en el año 1938, no participa en combate aunque se mantiene durante varios años en diferentes centros militares de las islas. Durante los años castrenses no deja de escribir y, en ese ámbito, se sitúan los comienzos de una época formativa y de vocación literaria. Se siente atraído por escritores de la Generación del 98, como Pío Baroja, Azorín o el Unamuno que ve en lo intrahistórico la manifestación de lo inconsciente en el marco verificable de lo histórico. Se licencia en el año 1944 y se incorpora como maestro a diversas escuelas del Archipiélago.

Cronobiografía

Obras

  • 2005

    Obras completas  (novelas: tomos I y II; relatos: tomos III y IV; crítica y ensayo: tomo V) (Santa Cruz de Tenerife: Ediciones Idea)

  • 2002

    El cafetín (La Laguna: Altasur)

  • 1998

    Gehena y otras historias (Las Palmas de Gran Canaria: La Marea)

  • 1997

    Cuando tenemos que huir y otras historias (La Laguna: Centro de la Cultura Popular Canaria)

  • 1996

    Carpanel (Madrid: Ediciones La Palma)

  • 1992

    Tassili (Barcelona: Seix Barral)

  • 1991

    Viento (Las Palmas de Gran Canaria: Imprenta Pérez Galdós)

  • 1988

    Pulsatila (Madrid: Fundamentos)

  • 1983

    Siemprevivas (Santa Cruz de Tenerife: Interinsular Canaria)

Más allá de la biografía

Isaac Vega, el Rulfo canario

Isaac de Vega era un hombre peculiar, siempre reconcentrado en su laberinto y casi ajeno al mundo que le rodeaba. Se dijo de él que era una suerte de Rulfo canario, tenía una conexión con la realidad principalmente literaria. Tenía una absoluta complicidad con su amigo del alma, Rafael Arozarena, que falleció cuatro años antes que él. Juntos labraron los fantasmas de un mundo onírico común y les dieron a la vez el Premio Canarias de Literatura, en 1988, porque eran indivisibles.

Era un hombre sencillo y humilde, alejado del ruido mediático, de fuerte influencia en una generación de autores, siempre solitario. Se le recuerda caminando solo por Igueste, mirando el mar, pescando, siempre en soledad, madurando las historias durante años.

Premios y reconocimientos

  • Finalista del Premio Benito Pérez Armas, 1955
  • Premio Canarias de Literatura (junto a Rafael Arozarena), 1988
  • Miembro de la Academia Canaria de la Lengua, 2000

Citas

  • Ramón está sentado en un parapeto medio derruido, a la orilla del mar, las manos en el muro y la mirada en la negra superficie del agua. Sus pensamientos confusos han doblegado su débil cuerpo, inclinado hacia adelante, y vidriado estúpidamente sus ojos. Tiene sensación vaga de lo que le rodea. Incluso sus propias ideas están amordazadas, inoperantes en un fluido denso y aceitoso. Es más de media noche. Las estrellas lucen claras en el firmamento y a su débil claridad se levantan bruscos y negros los accidentes de la costa. Dentro de poco saldrá la luna. Entonces tendrá que salir. El mar está quieto, negro y manso, amenazador y frío en su quietud, sin fin hacia el horizonte, agobiante con su masa enorme. Apenas si unas leves ondas chapotean en la playita y, de tarde en tarde, ponen una roseta blanca en torno a las rocas cercanas. Más lejos, la costa se adentra bruscamente en el agua en una punta audaz y afilada. Allí tiene que ir.


    Fetasa, 1957
    Isaac de Vega

Galería multimedia

URL de Remote video
URL de Remote video
URL de Remote video